FANDOM


Osamodas
Osamodas clase.png
Nombre
Osamodas
Dios adorado
Tipo
Invocador
Año de aparición
0
Especialidad
Invocar
Rasgos característicos
Pequeños cuernos
Cola puntiaguda
Cualidades
Grandes amaestradores

¡Los Osamodas son Invocadores natos! Tienen el poder de invocar criaturas y resultan ser excelentes domadores. Corre el rumor de que cortan sus prendas en la piel de sus enemigos, pero será mejor que les preguntes tú mismo si es cierto... Ya verás si acabas transformado en bota o en gorro forrado.

Perfil de OsamodasEditar

Especialidad: invocador de criaturas

Puntos fuertes: invocación, apoyo, curas

Características principales: vitalidad, inteligencia

Armas favoritas: martillos y bastones

Primeros hechizos: Invocación de Tofu, Garra Espectral, Resistencia Natural 

Tácticas favoritas: 

  • invocar un batallón de criaturas para enfrentarse a adversarios superiores en número;
  • ralentizar la progresión de sus enemigos repartiendo los ataques de sus servidores;
  • relevar a un compañero caído en combate;
  • curar o aumentar la vitaidad de un aliado;
  • dar latigazos a las criaturas impertinentes.

El látigo de OsamodasEditar

Provocar o no provocar... (al adversario)Editar

Los osamodas son los únicos a poder pasar la noche en el Bosque Maléfico sin sentirse amenazados ni asustados por los gritos aterradores que se pueden oír. No les asusta nada, ni los rezos de las misas de cuerboks, ni los murmullos de los tofus maléficos, ni los guiños de los nujos. Esto es así simplemente porque ninguna criatura tiene secretos para ellos... Son capaces de leer en el corazón de las bestias como un libro abierto. Además, cualquier criatura dotada de un poco de inteligencia evitará cruzar la mirada con un osamodas por miedo a entregarse en cuerpo y alma. Y quien sabe lo que un osamodas podría hacer de una criatura consintiente.

Los fieles de Osamodas tienen un poder que todos envidian, el de invocar criaturas (que normalmente destinan al combate). Además resultan ser excelentes domadores. Corre el rumor de que utilizan la piel de sus enemigos para hacerse sus trapitos. Si quieres saber si es cierto, puedes ir tu mismo a preguntarles... ¡Pero ten cuidado! No sea que termines transformado en algún que otro complemento de moda.

Criar bien un dragonitoEditar

Los osamodas revindican sus antepasados dracónicos, y no les falta razón. Su cola recuerda a la de ciertos dragones, al igual que sus cuernos y su aliento (todos estos atributos les permiten ganarse fácilmente la confianza de los animales). Los fieles de Osamodas veneran a los dragones, esas criaturas mágicas: en la puerta de su templo hay tres estatuas de dragón. A su dios no le descomplace este culto puesto que él también los aprecia. Y como prueba solo hay que ver que la invocación más poderosa de los fieles de Osamodas es un dragonito, una criatura conocida por sus bromas. No obstante, es el orgullo de su propietario puesto que a sus enemigos los hace, puré el lunes, y brochetitas a la parrilla el domingo, evidentemente, ya que es día de fiesta.

Culto a OsamodasEditar

Artículo principal: Dios Osamodas 
77.jpg

Dios Osamodas

El dios OsamodasEditar

Taciturno y solitario, el dios Osamodas prefiere la compañia de las criaturas a la de las personas. Incluso ha legado este placer por los monstruos a sus discípulos. Posee el poder de invocar cualquier criatura del universo, ya que las conoce todas y habla sus lenguas. En otros tiempos fue un dios belicoso, que se dejaba llevar fácilmente y en su pasado fue un conquistador de mundos. Una leyenda dice que se hizo su manto con la piel de sus enemigos, pero incluso sin conocer la leyenda su reputación basta para mantener alejado a cualquier desdichado.

El templo de Osamodas 

Tres estatuas de dragón guardan la entrada del templo de Osamodas. Se cuenta que al principio los tres dragones estaban pintados, uno de blanco, otro de negro y el tercero era multicolor. Más tarde, durante una celebración en honor al dios, se organizó una gran carrera en los campos de los Ingals que degeneró tanto que los domadores acabaron enfrentándose los unos contra los otros invadidos por el odio y el mal humor. Los combates a golpes de invocaciones de tofus y jalatós llegaron hasta los alrededores del templo. En ese momento las estatuas se volvieron rojas de sangre volátil... Los campos de los Ingals aún guardan las marcas dejadas durante la carrera, dos círculos conectados por una línea recta... Algo que puede atraer a los aficionados de curiosidades turísticas. A los forjadores de martillos les será de interés hablar con Zeurg, que dirige el templo y posee las herramientas que hacen falta para este tipo de oficios.

HabilidadesEditar

Dominio de bestiasEditar

Dragonito Rojo.png

La diferencia más importante entre un discípulo de Osamodas y el resto de los guerreros del mundo de los doce es que posee en su arsenal la capacidad de invocar una gran variedad de criaturas que lo ayudarán en el combate Desde pequeños pero escurridizos tofus, que harán declinar en picada el autoestima de su adversario, hasta enormes crujidores que protegerán a su amo de arriesgarse en la primera línea de defensa, los fieles de Osamodas se pueden valen de un pequeño ejército con las más diversas de las habilidades. Además, éstos son capaces de controlar con gran facilidad la estadía de las criaturas en el campo de batalla, ya sea castigándolas a latigazos o curándolas de los daños enemigos con su capacidad mágica. Su estrategia suele construirse basándose en aprovechar al máximo el potencial de sus fieles, lo que les da la versatilidad de combatir toda clase de enemigos, y obviamente, una clara ventaja numérica a su favor.

ChamanismoEditar

El osamodas tiene un lazo tan fuerte con las criaturas que no sólo es capaz de invocarlas de forma directa en el combate, sino que también puede ser poseído espiritualmente por éstas con el fin de servir de vínculo entre el mundo físico y el de las bestias que ya han partido, para que puedan manifestarse ayudando a su amo. Tanto si es para propinar un golpe con la fuerza de un crujidor, como para potenciar a sus aliados otorgándoles los colmillos de un mediulubo, el osamodas sabrá aprovechar esta ventaja en combate, que se adapta perfectamente a su estilo de batalla. Algunos dicen que los más adeptos a las artes chamánicas incluso son capaces de traer a los espíritos devuelta al mundo físico, enlazados a la vida del propio invocador.

Combate directoEditar

Los fieles a osamodas son extremadamente versátiles en su forma de luchar. Algunos preferirán quedarse a una distancia segura mientras arañan mágicamente a sus enemigos (habilidad que aprendieron de las bestias) y utilizarán a sus criaturas como carnadas en la primera fila. Otros más osados, querrán ir directamente al centro de la batalla a propinar daño con sus armas y sus habilidades chamánicas, y se valdrán de sus criaturas meramente como apoyo. Sin embargo, nada impide al osamodas de cambiar, con una velocidad espeluznante, su forma de pelear en el campo de batalla.

Expresiones típicas - Hablar osamodasEditar

  • Ser el jalató negro: ser el que desentona, aquel que no hace lo que se debe o que no hace las cosas bien.
  • A Osamodas rogando y con el látigo dando: no darse por vencido ante la adversidad, seguir domando a todo bicho viviente. Seguir concentrado en su tarea.
  • Peor que prespic chupando limones: estar ridículo, cansado, malo, tener mala cara o ser feo.
  • Tierno como un tofu: expresión irónica, los tofus adiestrados son unos salvajes en combate, sanguinarios y no tienen piedad alguna.
  • Llover a mares de blops: se dice del mal tiempo. También se suele decir "llorar a mares de blops empachurrados", para burlarse de un llorica.
  • Gritar que viene el milubo: dar la alerta.
  • Tener más hambre que el wauwau de un ciego: estar hambriento.
  • Estar como pío sin plumas: estar desmunido o privado de sus bienes.
  • Trabajar como un jalató para que triunfen los píos: se dice un osamodas trabajador cuyos esfuerzos no se ven recompensados.
  • Tener los ojos llenos de larvas: estar emocionado, conmovido.
  • Sonar la larva: servirse de una larva como instrumento musical, la idea es de palparla hasta que emita una serie de sonidos musicales.

Osamodas notablesEditar

Nombre Rol Localización Descripción
Kabrok (Cuervo Negro) Cazarrecompensas Landas de Kelba

De la era del Wakfu , el Cuervo Negro es un guerrero osamodas, retirado de sus faenas como cazarrecompensas, a la espera de nuevos desafiantes que le hagan hervir la sangre en el calor de un verdadero combate. Esto debido a que su vida se ha vuelto demasiado monótona, aun al lado de su esposa zurcarák.

Letalina Sigisbul Colaboradora del clan de los Tymadores Brakmar /Gigsul De la era de los dofus. Luego que Allister encerrase a Uk'Not'Allag en una celda para terminar con el caos que estaba dejando en el continente Amakneano, Letalina Sigisbul, junto con el clan de los Tymadores, asaltaron el lugar en donde estaba encerrado y liberaron al demonio.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar