FANDOM


Después de la lluvia viene el sol… ¡O al revés! ¡Debido a que un verdadero diluvio que marca el inicio de la Era de Wakfu! Un ogro amante, llamado Ogrest, logra reunir los seis Dofus primordiales. Corrompido por su poder, y molesto por la pérdida de su hermosa muñeca, ¡él comienza a llorar tan fuerte que sus lágrimas inundan el Mundo de los Doce!

Ogrest pintura.jpg

Maremotos y Terremotos cambian la faz del planeta para siempre. Y sus habitantes ahora debe unirse para reconstruirlo.

Duración: año 789 en adelante

Cataclismo y Renovación (789, 970)Editar

  • El Caos de Ogrest (789)

En la cima del monte Zinit, Ogrest llora por su amada. Como está dotado de grandes orejas, de largos dientes y sobretodo de grandes ojos, su tristeza hace daños… Sus excesivas lágrimas provocan un verdadero maremoto que devasta el Mundo de los Doce como nunca antes: ¡es el Caos de Ogrest! Este repentino aumento de las aguas afecta todo el ecosistema y numerosas personas desaparecen. Dicen que Ogrest nunca ha bajado del Monte Zinit. Como un gato, el ogro yace en la colina.

  • Un nuevo Mundo de los Doce (790)

En el año 789, el caos de Ogrest marca el comienzo de la era de Wakfu. La tormenta ha pasado, pero las secuelas aún no están en equilibrio. Y sí, el ogro solitario se lamenta, ¡sólo le bastó con distinguir una pareja de tofus para volver a lloriquear! Todo ha cambiado: Los continentes se han convertido en islas, nuevos monstruos han aparecido, y nuevas naciones han emergido de sus cenizas (o más bien sobre sus algas). Los aventureros reanudan gradualmente el hábito de caminar en vez de caminar por la calle, pero aún sucede el encontrarse con algunos que portan su esnórquel de madera.

  • El Renacimiento de Yugo y Adamai (969, 981)

Han pasado miles de años desde que el rey Yugo dio su vida por su pueblo. Por una particularidad asociada a los dragones, él no muere realmente, sino que se reintegra al Dofus que había compartido con su hermano Dragón en el nacimiento. Durante todo este tiempo, éste huevo pudo haber sido bocadillo de miles de aventureros hambrientos… ¡Pero en el año 969 este huevo llamado Dofus Selatrop Esmeralda se abre! El dragón que ha protegido el Dofus durante estos siglos, Grugaloragrán, decide confiarle al recién nacido a una persona de confianza. Así es como Alibert, ex-buscador de oro con un gran corazón, encuentra un día a un bebé –ni dentro de una rosa, o de una col- sino bajo un árbol: ¡Es Yugo! Alibert lo cría como su propio hijo durante una docena de años, que es cuando sus poderes de manifiestan…

  • El mal del frío (Frigost reloaded) (970)

El caos de Ogrest modifica la geografía del Mundo de los Doce en su totalidad, sumerge incluso a la isla de Frigost dentro de un maremoto. Pero debido a las corrientes de frío, las olas se congelan inmediatamente, y una cúpula de hielo se forma sobre la isla. Frigost está presa dentro del banco de hielo, esta vez por completo… y como la historia se repite a menudo, el mundo olvida su existencia de nuevo. Al menos por un tiempo… porque dentro de unos pocos cientos de años, la isla es redescubierta, ¡y sus fuerzas frigoríficas se liberan!

Después de siglos de hibernación, el Conde Kontatrás regresa. ¡Y aún más helado que antes!

La Hermandad del Tofu (981)Editar

  • El devorador de Wakfu (981)

Cuando Yugo tiene 12 años, sus poderes aparecen… Le caen bien, ¡su aldea es invadida por insectos mecánicos! ¡Y estas “Noxinas” están desesperados por absorber el máximo de Wakfu! Afortunadamente los nuevos poderes de Yugo se muestran eficaces para repeler la invasión. Alibert explica a su hijo adoptivo las circunstancias extrañas en las cuales él lo encontró… Ni corto ni perezoso, Yugo emprende su viaje con Ruel Stroud, viejo amigo de Alibert, ¡quien siempre toma todo… todo lo pueda! En la búsqueda de sus orígenes y del responsable del ataque a la aldea, él se encuentra con nuevos amigos: Tristepin, un guerrero Yopuka con un gran corazón, pero un poco loco, Evangelyne, una Ocra con carácter, y la princesa Sadida en persona: Amalia Sheran Sharm. Sus aventuras los dirigen entre otros lugares a Bonta, donde ellos libran una partida de Jalabol espectacular contra el equipo de Kriss el Guarro. O a la Isla de Oma, donde encuentran a Grugaloragrán y el mismísimo Adamai, ¡el hermano dragón de Yugo!

Este gran equipo se cruza con renombrados adversarios (Vampyro, el Cuervo Negro…) pero el más peligroso es, sin duda, Nox, amo de las Noxinas, quien se está en una misión desesperada: acumular suficiente Wakfu para devolver el tiempo y reencontrarse con su familia… Sí, podría destruir el mundo. ¡Pero esta es la menor de sus preocupaciones!

  • Grugaloragrán el Eterno (981)

La sed voraz de Nox por Wakfu descompone el ecosistema del Mundo de los Doce a simple vista. Para poner fin a esta locura, Grougaloragran en persona (y en Dragón) se opone a sus intenciones de absorbedor de Wakfu de peso pesado en una batalla titánica. Pero agotado y frente a una muerte segura, el Dragón prefiere “desaparecer”, y reintegrarse en su huevo para regenerarse y renacer luego… ¡Primer Round para el psicópata! Si quieren acabar con el malvado plan de Nox, Yugo y sus amigos deberán separarse. Para permanecer unidos, crean un verdadero gremio y le dan un nombre de código, que acuerdan ponerle la Hermandad del Tofu. Así, Yugo y Adamai van en busca del Dofus de Grugaloragrán mientras Tristepin, Amalia, Evangelyne y Ruel van en dirección al lugar más rico en Wakfu: El Reino Sadida.

  • El Árbol de la Vida (981)

Privado de la energía del Dragón Grugaloragrán por su sacrificio, Nox queda decepcionado… Sólo dispone de una solución para hacerse con suficiente Wakfu: llegar al corazón del Reino Sadida donde se encuentra el árbol de la vida. Como su nombre lo indica, esta planta simboliza el bienestar natural del Mundo de los Doce y por lo tanto, ¡la fuente más grande de Wakfu después de los Dragones! Una vez cumplen su misión, Yugo y Adamai se reencuentran con el resto de la Hermandad del Tofu. El Reino Sadida está en pie de guerra: ¡La batalla final por proteger el árbol de la vida comienza!

La lucha vale la pena gracias a Tristepin, más valiente que nunca, da su vida por los suyos… Mientras tanto Yugo y Adamai se adentran al reloj destructor de Nox. Después de un combate épico, Yugo logra derrotar a Nox y recuperar el objeto que utiliza para almacenar el Wakfu: El Selacubo.

El Rey de los Selatrop (982, 983)Editar

  • Apariencias engañosas (982)

Pocos meses después de la victoria contra Nox, el ambiente es “¡Ouch!” en el Reino Sadida: La Hermandad del Tofu espera que sanen sus heridas, ¡y Evangelyne parece un poco dolida! Ella cree que Tristepin sigue vivo, en parte. Escucha la voz que le murmura dentro de su cabeza, ella parte en su búsqueda, ¡y ella tiene razón! Tristepin todavía está vivo, ¡atrapado dentro de la espada que le servía fielmente! Ella afronta rudos enemigos, Rubilax y Remington Smis en persona, pero se las arregla para salvar al hombre que ama sin sus amigos… Siempre en busca de sus orígenes, Yugo y Adamai tratan de buscar un día el misterio de este poderoso objeto que enloqueció a su adversario Nox: El Selacubo. En su intento por utilizarlo, liberan, por casualidad a… ¡Un Selatrop!

Así es como aparece Qilby, que afirma ser el rey de este antiguo pueblo. Cuenta la historia de esta civilización, y revela a Yugo y Adamai sus vidas pasadas ¡y les confiesa que los niños Selatrop están en una dimensión paralela, llamada Amrub! Pobrecitos… todo ese tiempo han permanecido siendo niños, debe ser… ¡simplemente genial!

Según el Selatrop Qilby, él necesita mucha energía para traerlos de vuelta. Pero si la hermandad del tofu, recientemente rearmada, encuentra el Dofus de Qilby, resguardado en el Archipiélago de las Garras Púrpuras, por lo que hay alguna posibilidad… O no.

  • El manipulador del Selacubo (982)

Mientras que Ruel, Amalia, Tristepin, Evangelyne y Yugo continúan sus aventuras, Qilby y Adamai preparan la llegada de los niños Selatrop con los representantes de los otros pueblos. ¡En realidad son más bocas son demasiadas bocas que alimentar! El Consejo de los 12, quienes representan a todas las clases del mundo, se preguntaron dónde y cómo acoger a los niños Selatrop. Pues nadie conoce su cultura, su dios ¡ni sus intenciones! Qilby deja hablar a los líderes hablar de la logística mientras él se hace con del Selacubo, demostrándole su verdadera cara a Adamai, sorprendido (justo antes de ser… noqueado).

Mientras, los enviados Yugo y los demás encuentran los rastros de su Dofus, ¡Qilby ha hecho un combo doble! Él tiene vía libre para tomar el Selacubo, ¡y pronto el dofus de su hermana dragón! ¡Y sin la necesidad de enfrentar a su dragón guardián Phaeris! ¿Qué no es maravillosa la vida?...

Especialista en el manejo del Selacubo, Qilby lo utiliza para reactivar el arca del Zinit. Pero ¿Dónde estuvo durante milenios? Escondida en Monte Zinit, vé: ¡Buen escondite! (Dicho esto, tienen el mismo nombre de todos modos…)

Después de haber puesto fuera de combate a Adamai, el Selatrop traicionero no se detiene ahí y hace lo impensable: ¡Hacer un pacto con el demonio Rushu!

  • Un regreso estrepitoso (982)

Qilby ha revelado su verdadera naturaleza. Él ha pactado con el demonio Rushu, rey de los Fab’huritus, ¡y entregó el Mundo de los Doce las fuerzas del mal! Y aún peor, le ofreció a Adamai: ¡una vez entregado, de una vez poseído! Yugo, Ruel, Tristepin, Evangelyne y Amalia, llegan al archipiélago de las Garras Púrpuras, no pueden creer lo que ven: ¡Los Fab’huritus descendiendo por miles!

Junto al poderoso Phaeris y el héroe de todos los tiempos Gúltar, se unen a la lucha del ejército de Steamers, liderados por el Príncipe Adale. 

Sobre la isla, una batalla de todos los demonios (bueno, la mayoría de Rushu) ya están haciendo estragos entre las fuerzas del Bien y del Mal. Lo que conduce a Qilby y a Yugo a Amrub, ¡donde se encuentran los niños Selatrop! Después de una batalla que gracias a Tristepin, Gúltar y los demás logran detener a Rushu, mientras que Yugo hace regresar a Qilby a la dimensión de donde venía: La Dimensión Blanca. Feliz de reencontrarse con su gente, Yugo se siente aún demasiado joven para asumir sus funciones de rey, él vuelve al Mundo de los Doce, pero ahora sabe dónde se encuentra su destino…

  • Wakfu Manga tomos 1 y 2 (983)

En el año 983, los miembros de Hermandad del Tofu parecen haber tomado un descanso bien merecido! Por los 14 años de Adamai y Yugo, Alibert organiza una fiesta sorpresa a la cual invita a todos los amigos de los gemelos. Tristepin, Ruel, Amalia, Evangelyne y otros más: ¡Nadie queda ausente! Pero parece que ciertas personas han llegado sin invitación...

Mientras que el festejo va de lo mejor, una visita inesperada perturba el ambiente: Jiva, la protectora del mes de Javián, les ordena que le entreguen los seis Dofus Selatrop. Ella desafía a Phaeris, lo aniquila, luego secuestra a Grugaloragrán y Chibi! ¿Pero qué moskito la picó? ¡¿Y por qué se comporta tan mal?!

Parece que la Hermandad del Tofu tiene una nueva misión por cumplir... Y se puede decir que hay mucho en juego! Para lograrlo, la Hermandad debe ir al Monte Zinit y recuperar un objeto misterioso que les permitirá conocer la ubicación de los Dofus. Pero antes de proceder deben elaborar un plan. Afortunadamente, los Caballeros Justicia les proporcionan su tren para el transporte. Solamente con un problemilla: para llegar al refugio de Ogrest, deberán atravesar medio mundo en barco.

Ayudados por Kama Sutar Junior, Ruel se las arregla para adaptar al tren de la Justicia para que pueda transportarse sobre el agua. Por lo cual la máquina estará lista para recibir a Kerosho, el feroz Fab'huritu de los Caballeros Justicia, que lo hará posible flotar sobre el agua.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar