FANDOM


Aniripsa
Diosa aniripsa
Nombre
Aniripsa
Clasificación
Diosa
Sexo
Femenino
Clase
Aniripsa
Familia
Eco - hija
Estado
Viva
Residencia
Títulos
La Divina Médica
La Damisela de los Champiñones
La Maestra de las Curitas
El Hada de los Milagros

¡Alabada sea Aniripsa, la diosa de las alas diáfanas!

El Frasco de AniripsaEditar

Hace mucho mucho tiempo, cuando Incarnam aún era joven, Anutrof se relajaba echado sobre un montón de oro, al borde del archipiélago celeste. Sus escamas rivalizaban en brillo con los metales preciosos bajo los rayos del astro solar, y aquellos brillos le tranquilizaban

Un día, la siesta del Avaricioso se vio interrumpida: unos clamores insistentes atravesaban el Krosmoz. Estas súplicas no estaban dirigidas a Anutrof, sino a Aniripsa, la Divina Practicante. Jóvenes almas en peligro imploraban ayuda a la diosa.

La Hada de los Milagros apareció volando para socorrer a sus fieles, llena de gracia y ligereza. A un lado, le colgaba un frasco lleno de elixir brillante como miles de luciérnagas en vuelo. Esta luz captó la mirada del Avaricioso, al que le dominó un deseo irreprimible: ¡Ese frasco de cristal tenía que ser parte de su tesoro!

Anutrof ofreció un puñado de piezas de oro acuñadas en su propia fragua a cambio del frasco: la diosa las rechazó.

Anutrof le ofreció el poder de hablar con las piedras y de entender sus rugidos rocosos: la diosa los rechazó.

Anutrof le ofreció un cortejo de almas que adorarían a Aniripsa hasta el fin de los tiempos: la diosa rechazó.

Anutrof ofreció un río de diamantes, una mina de plata, una montaña de rubís: la diosa los rechazó.

Obsesionado por el frasco que no podía tener, el Avaricioso perdió el sueño, el apetito y la razón. Su propia codicia lo consumía. Sus escamas se ablandaron y se convirtió en la sombra de lo que había sido en otro tiempo.

Entonces, la diosa desplegó sus alas con bondad y puso el frasco entre las garras de Anutrof: de este modo, él podría beber su contenido y volver a ser lo que era, curándose así del mal que se había inflingido. Calmar el dolor fue el regalo de Aniripsa, un regalo que no tenía precio.

Frente a este frasco vacío, que descansa en esta roca desde los tiempos del nacimiento de Incarnam, todos pueden recordar la lección: ningún hombre, dios o dragón puede comprar el frasco de Aniripsa.

Sus MandamientosEditar

  1. Tendrás cuidado y remedio para todas las situaciones.
  2. No te enfadarás si se ríen de tu frasquito.
  3. Preservarás la naturaleza.
  4. En forma te mantendrás, cuando hasta no poder más.
  5. Explicarás a los ignorantes que los fundamentos de las curas con plantas son nautralistas y no nudistas.
  6. Sabrás encontrar las palabras para aliviar todos los males.
  7. Enseñarás a los novatos a volar con sus propias alas.
  8. Serás paciente con tus pacientes.
  9. Tu curiosidad satisfarás y el miaumiau sanarás.
  10. Te lavarás las manos antes ir a la mesa de operaciones.

Si no respetas estos preceptos, como penitencia estarás obligado a llevar una mordaza y manoplas.

Sus divinos atributos, símbolos y accesorios:Editar

  • Las pócimas de curación.
  • Los corazoncitos (rosa chicle).

Símbolo de sus discípulos:Editar

  • Las manos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar