FANDOM


Brus Bulguro
Nombre
Brus Bulguro
Sexo
Masculino
Familia
Kasiope Baine - esposa
Estado
Vivo
Residencia
Arma
La Bulgurda

Brus Bulguro es un descendente de Gurdo Bulguro, el que un día fue el cocinero del Conde Sei Correa Justo Kontatrás, gobernante de la Isla de Frigost.

Su historia Editar

Aventurero, guerrero de la luz o de la oscuridad, tú que posiblemente habrás matado a miles de tofus y habrás cortado la cabeza de más minilubos de los que existen en Amakna. Tú, que habrás desafiado al mismísimo Roble Blando y estarás contando a todos los juglares como lo partiste en dos con la esperanza que hagan una canción o un poema en tu honor. 

Hoy vengo a contarte la historia de un leñador cuyas hazañas le dan mil vueltas a las que haya podido realizar un simple mortal. ¿Un leñador? Dirás... ¿Para que me cuentas las hazañas de un simple leñador y no las de un pirata, caballero andante o explorador de las islas más gélidas del Mundo de los Doce, que seguramente habrán vivido muchas más aventuras y mucho más interesantes? Pues porqué este leñador ha marcado un antes y un después, su nombre lo dice todo, lo apodan Brus Bulguro. 

Brus es capaz de talar bosques enteros en una sola noche, pero aún siendo un bruto y un torpe no es un leñador soltero. Está casado con Kasiope Baine, una Aniripsa que también es hija de un leñador pero que nunca emparejarías con Bulguro a primera vista. 

Su mejor amiga es ,sin duda alguna, su hacha, la Bulgurda. Brus Bulguro solía salir con ella todas las noches a talar árboles, todos creían que era el mejor leñador que Amakna había tenido nunca, los bosques por donde pasaba él quedaban totalmente pelados, no dejaba ni una sola raíz. Pero su gran reputación como el mejor de los mejores se puso en duda el día que se encontró con Lorko. Los dos estuvieron discutiendo un buen rato sobre quien era el más fuerte, hasta que en un momento dado Lorko lo retó a un duelo de arrancamiento de olmos a manos limpias, en un claro de Liroye Merlín. 

Por supuesto que Brus no rechazó, y acordaron una fecha para realizar lo que sería el mayor enfrentamiento entre leñadores de todos los tiempos. 

Al caer la noche Bulguro volvió a Amakna y se encontró que su próximo duelo con Lorko estaba en boca de todos, no se hablaba de otra cosa aquél día. 

La mañana siguiente se despertó con la intención de talar unos árboles en el bosque de Litneg, y así practicar un poco para el desafío y a la vez completar un encargo que Farle Ingals, el mejor campesino de la historia, le había encargado. Lo tenía todo a punto para salir, pero no encontraba su Bulgurda por ningún lugar. Después de buscarla un buen rato por la casa se encontró a su mujer Kasiope usando su hacha como si fuese una varita. Él se la arrebató y se fue mosqueado hacia el bosque de Litneg. 

Allí había un gran olmo que cortar, había arraigado tan profundo que sus raíces llegaban a las alcantarillas de Bonta. Para hacer bien el trabajo decidió cortar el olmo desde la raíz, por lo bajó a las alcantarillas. Una vez allí se dio cuenta que las raíces del olmo estaban justo en guarida que las ratas tenían allí. Entró discretamente ocultando su identidad tras una máscara que encontró y se dirigió hasta las raíces sin hacer ruido. Lo de sin hacer ruido es un decir, ya que sus enormes suecos hacían resonar sus pasos por toda la cueva y rápidamente fue descubierto. Centenares de ratas se lanzaron sobre él para acabar con su vida, por lo que tuvo que usar su Bulgurda para luchar contra estas y acabó todo en una feliz masacre en la cual Brus fue el único que salió vivo, de hecho ileso. 

Al regresar de nuevo al bosque se percató que su aventura del día no había terminado... ¡un helecho gigante estaba justo a los pies del gran olmo! ¡Además el helecho caminaba por su cuenta! El bruto leñador no dudó en lanzar-le el hacha para cortarlo, y como es de suponer hizo diana. El helecho se desplomó en el suelo, Bulguro había acabado con su sufrimiento. Al llegar a los pies del olmo se dio cuenta que lo que acababa de matar no era un helecho gigante, sino una joven Ocra bastante desfavorecida. Escondió el cuerpo y volvió al pueblo como si nada hubiera ocurrido. 

El día siguiente Brus fue a por su mujer ya que quería entregarle la madera del olmo de ayer a Farle Ingals, y quería ir acompañado. Pues Shika Ingals, la cuñada de Farle, le llevaba grandes raciones de copos de avena todas las mañanas y a cambio este les traía la leña que necesitaban los campesinos. Cuando halló a su mujer la descubrió usando de nuevo su hacha Bulgurda, por lo que se la arrebató y le hizo un gran sermón. 

La pareja de dirigió a la granja de Farle para completar la entrega. Kasiope fue a hablar con Shika mientras Brus acababa de pulir la madera tal y como Farle necesitaba. Al pasar el rato oyeron los gritos de mucha gente. Salieron al patio y se encontraron a Shika y Kasiope dándose una paliza con los sacos de harina, mientras medio pueblo gritaba y las animaba a seguir. Nunca se supo porqué se peleaban las dos mujeres, pero la faena que les trajo limpiar toda la harina derramada fue un sin igual. 

Por la tarde Brus tenía otra cita con Parissil Trool, un hombre que había puesto todo su empeño para cumplir su sueño, abrir un lugar de diversión para todos. Se inauguraba aquél día la famosa Feria del Trool, esa en la que has pasado tantas horas con tus amigos y familiares, con Brus Bulguro como invitado especial aplastando-le la cabeza del rey de los abráknidos encima del podio. Se habló durante tiempo de esta hazaña y de la fiesta que montaron luego para bailar el “Tsamina mina, eh eh, waka waka, eh eh Tsamina mina, zangaléwa, porque esto es Amakna”. 

El gran día se acercaba y Brus continuaba con su preparación. En la Isla de Pandala son unos expertos en el uso de las hachas y tienen árboles duros de roer, así que nuestro leñador se dispuso a viajar a la isla para aprender nuevas técnicas de los Pandawas. Como siempre pero, no encontraba su querida Bulgurda por ningún lado de la casa. De nuevo la tenía Kasiope, que la usaba para practicar sus hechizos. Más enfadado que nunca, Brus le arrebató la Bulgurda y le cortó un ala y un brazo, por lo que dejó a la pobre Aniripsa un poco lastimada. 

Ya en Pandala, Brus estaba muy disgustado por lo que le había hecho a su mujer y no se lo podía quitar de la cabeza. Estaba bastante mosqueado con todo y no disfrutaba demasiado de su estancia. A la hora de comer, una ardilla pilla se infiltró en la choza dónde estaban él y los Pandawas almorzando y se llevó un grano de arroz del plato de Brus. Fue entonces cuando Bulguro, harto de lo mal que le estaba hiendo el día, empezó a cortar todos los bambús de la isla para encontrar al animal, ¡pues estaba muy enfadado! Los Pandawas no sabían como reaccionar hasta que empezaron a darle leche de bambú fermentada para calmarle, tuvieron que usar más de la mitad de las reservas que tenían. 

Pasado un tiempo, regresó a Amakna para participar en concurso de Corte de Bworks Enanos antes de batirse con Lorko, que evidentemente ganó. Al regresar a casa y ver a su pobre mujer sin ala ni brazo hizo un acto de generosidad, quizás el primero en mucho tiempo. Se le acercó y le regaló su querida Bulgurda, para hacerse perdonar por haber sido tan grosero, este hombre si sabía como tratar a una mujer. 

Y finalmente llegó el día del desafío. Más de media Amakna se encontraba en el claro de Liroye Merlín para ver el gran duelo entre los dos leñadores. El objetivo, como he dicho antes, consistía en arrancar más olmos que el rival usando solo las manos. 

Cuando el jurado dio la señal Brus y Lorko empezaron a desenraizar olmos como si no hubiera un mañana. Pasó poco tiempo antes que los dos leñadores dejaran seco el claro de Liroye Merlín, por lo que el jurado no pudo determinar cual de los dos había ganado. Sin embargo, Bulguro y Lorko siguieron mandando olmos por los aires durante tres días y tres noches. Fue por la mañana del cuarto día cuando los dos combatientes solo tenían fuerza para golpearse mutuamente las palmas. Estaban en Frigost, como allí nunca ha crecido ningún olmo el concurso finalizó forzosamente sin que hubiera un ganador. 

Nunca se supo como habían acabado allí los leñadores, lo que sabemos es que la forma de la isla cambió aquél día, así que si te preguntas el porqué la isla tiene esta forma particular que nos recuerda a un animal marítimo, pues la culpa la tiene un leñador. Un leñador el cual te he contado algunas de sus famosas hazañas y travesuras, pero ha realizado muchas más que no vamos a explicar hoy. Así que su un día oyes el nombre de Brus Bulguro es mejor que te apartes y salgas por patas, si no quieres acabar con un hacha incrustada en la cabeza o aplastado por un olmo volador. 

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar